Pilates Preparación al Parto

Aunque todas las mujeres estemos fisiológicamente preparadas para dar a luz, el ejercicio físico aporta múltiples beneficios tanto para la embarazada como para el bebé.

Cada parto es único y especial, por lo tanto en la preparación física debemos realizar una valoración individualizada y conocer cada caso, en los que evaluaremos:

  •  el estado de la faja abdominal
  • el estado del suelo pélvico
  • la movilidad de la pelvis
  • el estado de forma previo al embarazo
  • la existencia de dolor muscular y/o articular

 

Con en movimiento, la mujer va a conseguir la concordancia de los ejes entre su pelvis y los de su bebé en el momento del parto. Por ello, durante el embarazo trabajaremos la movilidad de la pelvis e iremos practicando posiciones facilitadoras, así como os iremos guiando para que conozcáis más vuestro cuerpo y seáis más conscientes de las modificaciones del cuerpo durante el embarazo y el parto.

 

¿Cuándo comenzar ejercicios de Pilates para la preparación al parto?

 

La mayoría de las mujeres suelen comenzar en el segundo trimestre, no obstante, los últimos estudios y actualizaciones sobre la práctica clínica animan a las mujeres a mantenerse activas desde el primer trimestre de gestación.

Gracias al ejercicio obtendremos beneficios tales como:

  • ganancia de peso óptima
  • menos incidencia de diabetes gestacional y pre-eclamsia
  • partos más cortos
  • partos menos intrumentalizados
  • menor tasa de cesáreas
  • mejor percepción corporal