Pilates Hipopresivos

Se trata de un tipo de ejercicios que nos permiten fortalecer la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico a través de la generación de una hipopresión en el abdomen en determinadas posiciones.

La técnica consiste en contraer nuestro diafragma en espiración (apnea espiratoria) consiguiendo un efecto de succión de las visceras a la vez que fortalecemos y elevamos nuestra faja abdominal y musculatura del suelo pélvico.

En sus inicios, los ejercicios abdominales hipopresivos nacieron en el mundo de la fisioterapia obstetrica para mejorar el cuerpo de la mujer en el postparto.

La gimnasia abdominal hipopresiva es uno de los recursos para reprogramar la faja abdominal después del parto y un interesante método de activación del core. Pero estos no son los únicos beneficios.

 

Previene hernias: las diferentes hernias viscerales (vaginales, umbilicales, inguinales, discales) se provocan por:

 

1. Un tejido incompetente débil

2. Un aumento de presión en esa zona. Los hipopresivos incrementan el tono muscular de la faja abdominal ayudando a gestionar mejor la presión de la zona. Evita que los aumentos de presión tras esfuerzos como toser o estornudar nos puedan provocar hernias. Por lo que mejora la salud de nuestra espalda, protegiendo la zona lumbar.

 

Mejorar la postura y el equilibrio: al proporcionar una regulación del tono muscular general y realizar un trabajo global del cuerpo.

 

Reducir el perímetro de la cintura: Los ejercicios abdominales logran aumentar el tono en reposo del abdomen.

 

Mejorar la función respiratoria: los músculos respiratorios se potencian y mejora la movilidad de la caja torácica, aumentando también el rendimiento deportivo.

 

Mejora la función sexual: se incrementa el flujo sanguíneo en la zona de la pelvis menor y región genital al realizar la succión de las viscerales liberando la zona de presión.

 

Trata y previene la incontinencia urinaria y los prolapsos: mejora el tono de la base del suelo pélvico necesario para mantener los órganos de la pelvis menor en su sitio y evitar su caída.

 

Mejora la circulación de las piernas: al descomprimir los órganos de la pelvis menor, mejora la circulación de retorno de los miembros inferiores.